domingo, 31 de marzo de 2013

No se puede fumar el cigarro de después si no ha habido un antes.

Supongo que nunca está de más usar de combustible
una causa perdida,
huir a lamerse las heridas y darse cuenta
de que no existen,
- pero descubrir la huida -
perderse en un standby en el que,
aún escribiendo,
no hay mucho que decir
y es que así funciona la tinta sobre el papel,
no siempre se puede escribir la palabra tristeza
si no se siente entre costilla y costilla,
y a la pregunta de por qué debería,
contestar el típico
'no lo entenderás
si nunca te has perdido en un cuaderno',
que aunque no lo sienta en mi cabeza
ni lo encuentre por mis venas
supongo que nunca está de más usar de combustible
una causa perdida

No hay musa sin poeta
ni poeta que no cruzaría un mar de palabras
con tal de leer a su musa;
entre líneas, 
entre dientes,
entre guerras;
no hay despedidas versátiles si del mar se trata
ni vuelcos al corazón que no te recorran la espalda;
no hay coartadas justas
ni imposiciones parciales;
quizá no hay tantas piedras
para tirar a un solo tejado

En realidad,
si he aprendido algo es que no se puede fumar
el cigarro de después
si no ha habido un antes;
en realidad,
y por fin,
no se puede sacar entre ambas costillas
murmullos de los que pesan
si al meter la mano entre ellas
sólo encuentro pronombres personales
que terminan en 'tú',
e impersonales que empiezan
entre tus sábanas

Podría dedicarte cuatrocientos mil treinta versos 
hablando de cómo me enamoro un poco más
cuando me miras de 'esa' manera
pero te dedico lo que significa,
que escriba lo que escriba 
termino hablando de ti,
que supongo que nunca está de más
dejar a un lado las causas perdidas.

5 comentarios:

  1. Escribir es doler a veces, pero también es una forma de gritar cosas que de otro modo no se pueden gritar.

    Supongo que tienes razón, no se puede fumar el cigarro de después si nunca hubo un antes pero imaginarlo reconforta...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pero hay a veces que se puede escribir sentimientos aunque no los sientas... igual con los cigarros pasa lo mismo... Al menos simularlo.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó tu blog! No sé como has caído hasta mi Taller, pero bienvenida! Ahora yo también me quedo por aquí de seguidor (y también lo haré en twitter!)

    Te dejo el link de la página de facebook de mi blog por si te apetece seguirme por ahí!
    https://www.facebook.com/joancampstallerdesomnisblog

    Un beso, y nos leemos :)

    ResponderEliminar
  4. Es de lo mejor que he leído por la red en mucho tiempo. No sabría decirte con qué versos me quedo porque me ha desgarrado el poema por completo. Felicidades, en serio.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado eso de que no se puede escribir la palabra tristeza sin sentirla entre costilla y costilla. Últimamente tengo la sensación de que en general, la gente se compromete poco con lo que escribe. Busca escribir cosas bonitas sin ser consciente del todo de qué es lo que está diciendo, o de cuánta verdad hay en sus letras.

    ResponderEliminar